Cuando el swing se instaló en el Savoy, los mejores bailarines estaban en el “Cats’ Corner”: un pequeño rincón al que sólo se accedía tras demostrar las capacidades de cada uno.

Os avanzamos que durante el festival y una vez acabe Swing & Circus, dispondremos de un Cats’ corner durante toda la noche para quienes deseen seguir bailando en pareja.

También habrá una zona de Hula Hops para quienes opten por hacer volar aros de colores alrededor de sus caderas…